lunes, 29 de diciembre de 2014

A+A

El viernes fui a ver el espectáculo A+A, una colaboración entre Ángel Corella (bailarín) y Ara Malikian (violinista). Me apetecía muchísimo, desde que lo vi anunciado a principio de la temporada me emocioné un montón. El día y a la hora en las que las entradas salían a la venta, ahí estaba yo con el dedo preparado sobre el ratón y con la tarjeta lista. Como el ballet no atrae a las masas como AC/DC, conseguí unas entradas fantásticas. 


 Menudo dúo. Qué energía. 

Ara Malikian es un violinista fantástico. Quizás le conozcáis por el fantástico programa Pizzicato, una forma estupenda de acercar la música clásica a los críos (y a cualquiera). Si alguna vez pasa por vuestra ciudad o si reponen el espectáculo de PaGAGnini id a verle, porque es un muy divertido. Toca maravillosamente bien, pero además es lo más parecido a una estrella del rock en la música clásica. En los espectáculos suele llevar deportivas negras, del tipo de baloncesto con cámara de aire... y viéndole no extraña nada.


Uno de los números de PaGAGnini. Yllana está de por medio, claro.

Ángel Corella baila. Y cómo baila. Ha pasado media vida trabajando como bailarín principal en el American Ballet Theatre y hace unos años volvió a España para montar su compañía de ballet. El proyecto, desgraciadamente, ha acabado fatal y Ángel vuelve a Estados Unidos para ser director artístico del ballet de Pennsylvania Ballet. Es una lástima, porque vi alguno de los montajes de la compañía y me pareció fantástica. Es una pena, pero nada sorprendente conociendo un poco la penosa situación de la danza en España. 

He visto a Ángel bailar en unas cuantas ocasiones. Un par de galas de estrellas, algunas con su ballet. Recuerdo que la primera vez que iba a verle, hace muchos años, se lesionó en el ensayo previo y no pudo bailar. Fue una desilusión tremenda no verle esa noche. Pero verle las siguientes veces... ay. Tiene una técnica impecable, gira de una manera increíble, sus saltos eran impresionantes... y tiene alma. Alma y una sonrisa que transmite todo. Emociona verle bailar. 


 En El corsario. Oyoyoyoy.

Por eso me ha dado una pena tremenda esta entrevista. Pena por la desilusión que destila y pena porque resulta que el viernes le vi bailar por última vez y no lo sabía. 


Su hermana Carmen y él bailaron esto y fue preciosísimo

En fin. Que me da una pena terrible, aunque seguro que en Estados Unidos le van a querer más y mejor que aquí.  Yo me quedo con todo lo que he disfrutado viéndole bailar, que ha sido mucho. 

Muchas gracias, Ángel.


2 comentarios:

  1. La entrevista es una pena sí. Al menos lo disfrutaste.

    ResponderEliminar
  2. Es una vergüenza cómo se trata en España al arte. Indecente. Otro ejemplo es el mismo Malikian, un virtuosísimo de la música y la escena. Yo también me siento afortunada de haberlo visto varias veces..

    ResponderEliminar